27.6.09

Se escucha desde el silencio el grito digno de la tierra

Arrancaron nuestros frutos. Cortaron nuestras ramas. Quemaron nuestros troncos, pero Nunca pudieron matar nuestras Raices...